+34 93 244 08 80

Bueno, rápido y barato

La triple restricción en la gestión de proyectos de traducción

Bueno, rápido y barato


¿Es “bueno, rápido y barato” realmente imposible?

El Triángulo de Gestión de Proyectos (también conocido como la Triple Restricción o Triángulo de Hierro) nos dice que no es posible llevar a cabo proyectos de forma rápida, barata y, al mismo tiempo, de alta calidad. Según la teoría, no se puede cambiar un lado del triángulo de la gestión del proyecto sin afectar a otro.
No es nuestra intención cuestionar esta hipótesis fundamental, pero podemos afirmar con certeza que en STAR Servicios Lingüísticos no escatimamos esfuerzos para hacer posible lo imposible y que a veces conseguimos un equilibrio de las tres limitaciones que deja a nuestros clientes contentos. Y los clientes felices son nuestra última razón de ser. Les mostramos aquí solo un ejemplo de los muchos casos en los que hemos podido lograrlo.

El reto

Recientemente entregamos un proyecto de traducción de tamaño mediano (unas 80 000 palabras) a un nuevo cliente del sector de la maquinaria de construcción. El reto original (recuerden las tres limitaciones) planteado por nuestro cliente era traducir una publicación de alto nivel técnico del español al inglés y al francés en un tiempo relativamente corto, y, por supuesto, al precio más bajo posible.

La clave: un original de buena calidad

Al principio recibimos un conjunto de archivos Adobe InDesign, maquetados de manera profesional, con información técnica del producto bien estructurada y concisa. El cliente también nos proporcionó la misma documentación del año anterior como material de referencia, también en InDesign.

La TAO entra en acción

Al importar los archivos a Transit NXT, nuestra herramienta de traducción preferida, vimos que había un número significativo de repeticiones internas o IR (segmentos que se repiten varias veces a lo largo de la publicación) y un alto número de coincidencias perfectas o PM. En Transit, las coincidencias perfectas son segmentos que tienen un segmento equivalente al 100 % en el material de referencia, o segmentos que contienen solo números y por lo tanto no necesitan ser traducidos. Las repeticiones internas y las coincidencias perfectas se traducen de manera automática o semiautomática y, por lo tanto, se facturan a un precio considerablemente inferior a las palabras nuevas. Ahí es donde identificamos la primera gran posibilidad de ahorro de dinero y tiempo para nuestro cliente.

Al observar más atentamente las IR y las PM, descubrimos que en el texto había muchos códigos compuestos por cadenas de números y letras que no necesitaban ser traducidas. Por lo tanto, modificamos el filtro de importación de Transit NXT para proteger todas esas cadenas intraducibles. El filtro de importación se utiliza para convertir los archivos de InDesign (o cualquier otro formato de archivo) al formato interno de Transit, un formato transparente y ligero que consiste en texto Unicode etiquetado en XML. Con nuestro filtro bien ajustado, conseguimos proteger contra escritura alrededor de 7000 palabras, que se restaron del recuento de palabras para reducir aún más el coste de traducción para nuestro cliente.

Aprovechando el material de referencia

A continuación verificamos la calidad del material de referencia enviado por el cliente y lo alineamos para convertirlo en una memoria de traducción de Transit. Cuando tuvimos el material de referencia importado a Transit NXT, reimportamos la publicación y la aprovechamos usando nuestra memoria de traducción. Al hacerlo, logramos pretraducir automáticamente cerca del 40 % de la nueva publicación. El 30 % de los segmentos no traducidos restantes eran coincidencias parciales de más de un 70%, es decir, segmentos que tienen una semejanza de más del 70% con segmentos ya existentes en la memoria de traducción. Las coincidencias parciales también son más baratas que las palabras nuevas.

Con muchos pequeños ahorros se logra un gran ahorro

En conjunto, la capacidad de nuestra tecnología de traducción asistida por ordenador para identificar repeticiones internas, el uso de técnicas de aprovechamiento como la las coincidencias perfectas y parciales y la capacidad de proteger contra escritura cadenas intraducibles, produjo un ahorro de alrededor del 56 % en comparación con el coste de una traducción sin tecnología de traducción asistida por ordenador. Dicho de otro modo: el precio promedio por palabra quedó reducido a solo un 44 % del precio de la palabra nueva. No parece fácil obtener un precio como ese usando traducción automática con post-edición.

Más buenas noticias para nuestro cliente

El ahorro de costes no fue la única buena noticia para nuestro cliente. Gracias al alto grado de aprovechamiento y reutilización, el tiempo total de producción de todo el proyecto desde el inicio hasta la entrega de la traducción se redujo a 20 días laborables, con dos traductores y un revisor trabajando en estrecha colaboración.

Conclusiones

La tecnología TAO adecuada, aprovechando todo su potencial, puede superar con facilidad a la TA + post-edición en cuanto a precio y velocidad, sobre todo cuando el material para traducir es documentación técnica muy específica. Otra lección aprendida es que, al menos en términos de proyectos de traducción, la calidad del material original es un factor decisivo. Si el original es de alta calidad, las tres restricciones del triángulo de proyectos le darán menos quebraderos de cabeza.

En España todavía no abundan los clientes como el de nuestro ejemplo, conscientes del valor de sus activos lingüísticos. Sin embargo, con el crecimiento de la industria exportadora y la necesidad de vender productos y servicios en otras zonas, este tipo de clientes empieza a ser más frecuente. La idea de que una información de producto de alta calidad es clave para el éxito internacional está empezando a ganar peso. Y eso es una noticia estupenda, tanto para la economía española en su conjunto como para los redactores y traductores técnicos.

Envíenos sus comentarios