+34 93 244 08 80

Buenas prácticas para la maquetación multilingüe (2/2)

Maquetación multilingüe

Buenas prácticas para la maquetación multilingüe (2/2)


Consejos prácticos para la maquetación multilingüe

He aquí la segunda entrega de los consejos prácticos para el trabajo de maquetación multilingüe o DTP multilingüe. Seguir estas buenas prácticas no solo facilita la creación y la maquetación (layout) de una documentación, sino que también reduce el coste de la traducción. En esta entrega "vamos al grano": plantillas de estilo, funciones automáticas y recomendaciones para la creación de tablas, y como evitar errores muy habituales que dificultan el posterior tratamiento de los documentos con sistemas de traducción asistida.

Utiliza plantillas de estilo

Para empezar, crea una plantilla de estilos para los diferentes estilos que quieres utilizar en tu documentación: un estilo “Normal” para el texto corrido; estilos para los títulos de primer, segundo, tercer nivel con su numeración; estilos para listas con puntos, para referencias cruzadas, etc. De esta manera, tus documentos tendrán un formato bien ordenado, estructurado y nítido. Esto mejora la legibilidad, facilita la búsqueda de información y favorece la comprensión.

Además, simplifica la creación de nuevos documentos. No hay que empezar de cero, puesto que ya hay una estructura y una estética en qué basarse. También tienes que asegurarte que todos los autores van a utilizar esta plantilla de estilos. Así crearás una documentación coherente, con un estilo propio, que forma parte de tu marca y ayuda al branding.

Incluye las reglas de diseño establecidas por la plantilla de estilo en la guía de estilo de redacción.

Utiliza funciones automáticas

Utiliza al máximo las funciones automáticas disponibles en el programa de autoedición o procesamiento de textos que uses: índices de palabras clave, índices de contenido, referencias cruzadas, etc. Esto ahorrará mucho tiempo en la creación de los documentos en las lenguas de llegada y facilitará la actualización de los documentos.

Creación de tablas

Utiliza siempre la función que permite crear tablas en vez de utilizar tabuladores. Cuando traduces tu documentación, se puede producir una expansión o una reducción del texto, en función de la combinación lingüística. Si has creado las tablas con la función correspondiente, estas variaciones de longitud de texto se acomodan de forma automática y el trabajo de maquetación se reduce al mínimo. 

Saltos de párrafo/línea

No utilices ni saltos de párrafo ni saltos de línea para formatear. Los saltos pueden interpretarse, en las memorias de traducción, como el final de una frase y causar una segmentación. Esto significa que las frases estarán segmentadas en medio, o "rotas", por decirlo de otra manera. Esto no solamente dificulta la traducción sino también la reutilización de estas frases mediante memorias de traducción y, por ende, aumenta el coste. Para más inri, puede provocar futuros errores de traducción.

Tabuladores

No utilices tabuladores para hacer sangrado. El motivo es parecido al que hemos explicado bajo el título "Creación de tablas". La presencia de tabuladores dificulta que el texto traducido pueda acomodarse automáticamente a la maqueta y la maqueta puede echarse a perder.

Listas de puntos

Evita dividir una frase entre diferentes párrafos (p.ej. en una lista de puntos). Cada punto de la lista debería constituir una unidad independiente y cada punto en una lista de puntos debería corresponder a un segmento en una memoria de traducción. Si divides una frase entre diferentes párrafos, se pueden producir no equivalencias entre segmentos si el orden sintáctico cambia entre la lengua de partida y la lengua de llegada. El resultado deriva en errores de traducción que pueden "ensuciar" la memoria y perpetuarse en futuras traducciones. 

Ubicación de márcas de índice

Si utilizas márcas de índice, colócalas al principio y al final de la frase. De esta manera facilitas el trabajo de los traductores cuando traducen el texto en un sistema de traducción asistida o memoria de traducción.

Enlaza los cuadros de texto

Evita utilizar cuadros de texto individuales para crear columnas de texto o para separar texto de imágenes. Enlaza los cuadros de texto para que el texto pueda "fluir" de un cuadro de texto a otro y de una página a la próxima en la maquetación del texto. Siguiendo estas reglas, si se produce una expansión del texto en la traducción, no hay que reformatear cada uno de los cuadros de texto individualmente.

 

¡Gracias por leernos! Permanece atento para recibir más consejos prácticos para la creación de contenidos de calidad y buenas prácticas que ayudan a ahorrar costes de traducción y de publicación multilingüe.

Artículos relacionados

Más artículos sobre cómo ahorrar en la traducción mediante la aplicación de buenas prácticas para la creación de contenidos:

 

Etiquetas:
Categorías:

Envíenos sus comentarios