+34 93 244 08 80

Buenas prácticas para la redacción (2/2)

Buenas prácticas para la redacción técnica

Buenas prácticas para la redacción (2/2)


Buenas prácticas para la redacción de contenidos

He aquí la segunda entrega de nuestro artículo con consejos prácticos para la redacción de contenidos. Seguir estos consejos implica un esfuerzo mínimo en comparación con todas las ventajas que nos aportan: ahorramos costes, mejoramos la percepción de nuestra marca y vendemos más.

No utilice pronombres

Es recomendable no utilizar pronombres para referirse a sustantivos de otras frases ya que este tipo de construcciones son ambiguas. Además, el uso de memorias de traducción para este tipo de enunciados puede resultar en una traducción errónea. Por ejemplo:

  • ESP: «Límpielo antes de volver a montarlo.»

Si estamos hablando de un carburador, la traducción de esta frase al alemán sería:

  • DEU: „Reinigen Sie ihn, bevor Sie ihn wieder einsetzen.”

La denominación de carburador en alemán también es masculina (der Vergaser), de manera que la utilización del pronombre masculino, en este caso, sería correcta.

En cambio, si estamos hablando de un obturador, la traducción de esta frase al alemán variaría ya que la denominación en alemán para obturador es femenina (die Luftklappe).

  • DEU: „Reinigen Sie sie, bevor Sie sie wieder einsetzen.”

Para evitar este tipo de errores, es recomendable nombrar el complemento directo:

  • ESP: «Limpie el carburador antes de volver a montarlo.»
  • DEU: „Reinigen Sie den Vergaser, bevor Sie ihn wieder einsetzen.”
  • ESP: «Limpie el obturador antes de volver a montarlo.»
  • DEU: „Reinigen Sie die Luftklappe, bevor Sie sie wieder einsetzen.”

Escriba frases completas

Escriba frases completas y evite el estilo telegráfico («Enroscar tapa depósito»). La omisión de artículos puede llegar a confundir, dificultar la lectura y, en según qué lengua de llegada, resultar inadecuada.

Evite compuestos complejos (máximo 5 palabras)

Intente evitar compuestos complejos.

Reutilice al máximo

Utilice las funciones de Copiar y Pegar y las de Autotexto en vez de volver a teclear. De esta manera evita errores tipográficos. No solamente obtendrá textos más correctos sino que también conseguirá sacar el máximo provecho de las memorias de traducción. A su vez, la utilización de una memoria de autor tiene los mismos efectos positivos: más productividad en la redacción, textos más coherentes, con más calidad y con un ahorro considerable del coste. 

Revise todo el contenido

Revise el contenido desde todos los ángulos, tanto desde el punto de vista técnico como del lingüístico. Y lleve siempre a cabo una revisión ortográfica. Cualquier error en el documento original se puede multiplicar por el número de lenguas a las que tiene que traducir. De nuevo, se trata de medidas que, como todas las anteriores, ayudan a mejorar la calidad de nuestra documentación pero también a reducir el coste de la traducción.

Más artículos sobre buenas prácticas de internacionalización

 

Etiquetas:
Categorías:

Envíenos sus comentarios