+34 93 244 08 80

Por qué es mejor traducir los archivos originales

Mejores servicios de traducción con archivos originales

Por qué es mejor traducir los archivos originales


Para poder realizar una traducción, necesitamos el texto en un formato editable, y lo ideal es que sea el formato original en el que se escribió el texto.

Es habitual que los clientes nos envíen archivos PDF para traducir. Los PDF no son archivos originales, sino que son un tipo de archivo de publicación cerrado que solo se puede editar de forma muy limitada. En términos generales, los PDF se utilizan para publicar textos en internet o para enviar los archivos a imprenta. Para que te hagas una idea, si alguien te proporciona un archivo PDF y te pide que edites el texto del mismo, es como si te entregase una carta manuscrita para que la tradujeses y te pidiese que entregases la traducción en un formato idéntico; es decir, te estaría pidiendo un imposible. La única solución a este problema sería escribir de nuevo la carta en el idioma en el que la necesitase.

Traducir archivos PDF aumenta los costes y los errores

  • Si recibimos un archivo PDF para traducir, lo primero que tenemos que hacer es convertirlo a un formato editable, como MS Word. Este proceso requiere una inversión de tiempo y supone un coste. Además, el resultado de esta conversión no es perfecto en la mayoría de los casos. Es posible que a simple vista el archivo convertido se parezca al PDF original, pero hay que tener en cuenta que se puede perder información estructural y de formato durante la conversión, e incluso en muchos casos se añade otra información que ensucia el archivo convertido.
  • También es habitual que surjan problemas de segmentación al convertir el PDF a un formato editable. Por ejemplo, se suelen introducir muchos saltos de línea en mitad de una frase en el archivo convertido, lo que provoca errores de segmentación en la memoria de traducción. Una segmentación errónea puede conducir a que se cometan errores en la traducción y provocar que no se aproveche al máximo la memoria de traducción y, por lo tanto, tampoco su potencial de ahorro. Es posible eliminar estos saltos de línea antes de empezar la traducción, pero esta tarea puede suponer otro coste adicional.
  • Si se procesa un archivo en su formato original, las herramientas de traducción asistida, como Transit NXT, contabilizan una sola vez las partes del texto que se generan automáticamente (índices de contenido y de palabras clave, encabezados y pies de página, etc.). En el caso de los archivos que se han convertido a partir de un PDF, estas partes del texto se cuentan todas las veces que aparecen. Este problema supone que el coste de la traducción se infle innecesariamente y el presupuesto sea inexacto.
  • Si quieres recibir una traducción con un formato de la misma calidad y con la misma apariencia que el texto original, lo mejor es disponer del archivo en su formato original para traducir. Podemos trabajar con todo tipo de formatos originales que se utilizan hoy en día para la creación de contenidos. Además, nuestro sistema de traducción asistida protege el formato durante la traducción. De esta forma ni se pierde ni se modifica nada del formato del archivo durante la traducción. Si disponemos del archivo original, recibirás una traducción en un formato que conserva la misma estructura y tiene una apariencia idéntica al archivo original que enviaste.
  • En el caso de los gráficos y las imágenes también conviene disponer de los archivos gráficos originales. Si no disponemos del formato original, entonces debemos convertir las imágenes y colocar cajas de texto sobre ellas para poder incluir la traducción del texto. Todo esto lo podemos hacer, pero ten en cuenta que la calidad de las imágenes no será la misma.
  • Si piensas que recibir la traducción en un archivo de MS Word para luego volcarla en el formato original del archivo es la solución, ten en cuenta que este proceso supone un paso más en el proceso de traducción. La traducción del archivo MS Word se debe introducir en otro formato, por ejemplo, copiando y pegando el texto. Es fácil que se introduzcan errores durante este proceso, sobre todo cuando la persona que se encarga de llevar a cabo esta tarea no domina el idioma de destino. Si dispusiéramos del archivo en su formato original para traducirlo, estos costes adicionales y los problemas potenciales desaparecerían.

Ventajas de traducir un documento en su formato original

  • Recibirás un presupuesto más preciso.
  • Recibirás antes el presupuesto.
  • Recibirás un presupuesto más ajustado y, por lo tanto, más económico. Como te hemos explicado, los textos automáticos solo se contarán una vez y se podrán identificar más repeticiones en el texto, lo que reducirá el coste de la traducción.
  • Recibirás antes la traducción.
  • Recibirás una mejor traducción, porque se corresponderá exactamente con la calidad de los archivos originales que nos has mandado.

¿Qué es un archivo original?

Un archivo original es un documento en su formato original editable. Existen tres tipos de archivos originales:

  • Archivos de MS Office, como MS Word, MS Excel o MS PowerPoint. En esta categoría también se incluyen otros tipos de archivos de texto, como Open Office y otros programas de tratamiento de textos.
  • Archivos de publicación, maquetación o diseño asistido por ordenador, como Adobe inDesign, FrameMaker, QuarkXPress o AutoCAD DXF.
  • Formatos etiquetados o de software, como HTML, XML, CSV, RESX, DELL, Java, JSP o RC, entre otros.

Los PDF no son archivos originales, sino que son archivos que se han creado con otro programa y se han guardado como PDF. Un archivo PDF es un formato cerrado que sirve exclusivamente para publicar o distribuir información o para enviarla a imprimir y que, por norma general, permite una edición muy limitada de su contenido.

 

Etiquetas:
Categorías:

Envíenos sus comentarios